Pershing

The ingenious revolution


Persing se estableció en 1985, año en el que se lanzó al mercado un yate nunca visto antes, diseñado por Fulvio de Simoni, tan rápido como un barco a motor, pero tan espacioso como un yate. En los años 90 expandió sus horizontes a otros países Mediterráneos, Estados Unidos y el Lejano Oriente.

En 1998 la compañía se unió al Grupo Ferretti, asentando así las bases para un aumento continuado de la producción. En 2012, el grupo Weichai se convirtió en el accionista mayoritario del Grupo Ferretti, dotando así a Pershing de gran solidez financiera.

Uno de los placeres para cualquiera que compre un Pershing es el disfrute de descubrir avances tecnológicos y brillantes innovaciones y el establecimiento de nuevos estándares de desempeño y comodidad. Esta es una de las razones por las que Pershing ha dejado una profunda huella en la industria mundial del yate.

Además, Pershing es un punto de referencia en belleza, estilo y moda italiana puesto que muchos de los diseños elegidos en la historia han surgido del deseo de Pershing de estar siempre a la cabeza de su tiempo. Su llevadero estilo, su impresionante velocidad y su diseño funcional y bello son conceptos consolidados gracias a las innovaciones introducidas por Pershing.

Los más avanzados métodos de construcción y el uso de materiales de alta calidad aportan a los yates de Pershing el más alto nivel de confort.

Persing significa la revolución de la ingeniería, las innovaciones que han creado historia y el diseño que ha logrado transformar el mundo de la navegación. Es por esto que el astillero constituye un icono en la historia del yate.